¡11 increíbles beneficios de la miel para la piel!

La miel se ha convertido y es una parte integral de nuestras vidas durante muchos años, de hecho, desde hace siglos. Desde cocinar hasta tratar diversas infecciones, como producto de belleza, la miel ha sido una poción mágica en nuestras vidas. Se remonta a la época del Antiguo Egipto, la miel fue elogiada por sus capacidades curativas, e incluso la hermosa Cleopatra supuestamente usaba máscaras de miel con mucha frecuencia. Ahora, a medida que el cuidado de la piel natural se ha vuelto cada vez más popular y que muchas personas experimentan diferentes tipos de problemas de la piel, la miel se ha convertido en un ingrediente vital para las rutinas de cuidado de la piel..

Beneficios de la miel para la piel

Que es la miel?

La miel es un ingrediente natural que tiene un sabor dulce, se forma a partir del néctar de las flores. La formación de la miel comienza cuando las abejas recolectan el néctar de diferentes flores, que se descomponen en azúcares simples y luego los almacenan en panales. Según las investigaciones, la miel tiene un alto contenido de humedad, y esta es la razón por la que las abejas abanican el panal con sus alas para mantener la miel seca. Las abejas melíferas naturalmente producen miel para su colonia, y debido a su alimento para fortalecer. La miel está cargada de nutrientes que son esenciales para la piel; La miel tiene vitaminas B, zinc, calcio, potasio y hierro..

Propiedades de la miel:

La miel, una sustancia dulce natural, es conocida por combatir los resfriados, y la hidratación del cabello tiene algunos beneficios sorprendentes cuando se aplica sobre la piel. Aquí se enumeran algunos de ellos.

  • Antibacteriano: La propiedad antibacteriana de la miel actúa contra las bacterias que causan el acné y previene su explosión. Ayuda a mantener la piel limpia y libre de espinillas..
  • Antiinflamatorio: La miel es un ingrediente maravilloso para reducir la hinchazón y el enrojecimiento de los granos, ya que funciona por su propiedad antiinflamatoria..
  • Exfoliante: Esta propiedad de la miel hace que la piel sea suave y brillante. Se dice que la miel elimina las células muertas de la piel, que son responsables de las obstrucciones en los poros y que hacen que la piel luzca opaca. Las propiedades antimicrobianas de la miel cruda funcionan naturalmente en la curación de las cicatrices del acné, disminuyen las imperfecciones y mantienen la piel libre de arrugas y flexible..
  • Anti-envejecimiento: Repleta de antioxidantes, la miel combate el daño de los radicales libres para retrasar el envejecimiento de la piel. Además, la miel estimula la producción de colágeno..
  • Antiséptico: La miel es un antiséptico que brinda protección contra infecciones y heridas. También se utiliza para tratar a víctimas de quemaduras..
  • Hidratante: La miel actúa como un humectante para la piel y también cura los labios rotos y mantiene los labios hidratados naturalmente durante los inviernos..

Qué miel elegir?

Hay una gran variedad de miel disponible en el mercado en estos días, cada una posee su propio sabor, color y sabor característico. Para ser exactos, existen al menos 300 tipos de miel que existen en la actualidad, y cada una de ellas cuenta con un conjunto único de beneficios nutricionales y para la salud. Los diferentes tipos de miel se caracterizan por el origen de las flores, la temperatura, la ubicación geográfica, las precipitaciones, etc..

En términos generales, la miel se puede caracterizar como cruda y procesada. La forma más natural y pura de la miel es la Miel Cruda, la que se calienta y elabora en una fábrica dando como resultado la pérdida de vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales son la Miel Procesada..

Cuanto más oscura es la miel, mayor cantidad de antioxidantes tiene, por lo que se recomienda usar miel cruda sin pasteurizar. Pero hay muchas variedades, por lo que seguir con la miel orgánica es la regla del pulgar.. Investigar dice que Manuka, Kanuka, Buckwheat y Thyme Honey son las mejores opciones.

Beneficios de la miel para la piel:

1. Miel para las cicatrices del acné:

La miel actúa como agente antiséptico contra el acné y previene las espinillas. Una enzima de la miel contiene peróxido de hidrógeno (H2O2), que es un poderoso agente antibacteriano y ayuda a que desaparezcan las cicatrices o las marcas oscuras. Además, el alto contenido de azúcar en la miel protege de las bacterias de las hormigas y, por lo tanto, la miel puede prevenir el acné si se aplica regularmente sobre la piel. El uso de miel cruda le brinda los mejores resultados porque se extraerá sin pasteurización.

2. Miel para pieles grasas:

La piel grasa es básicamente el resultado de glándulas sebáceas hiperactivas presentes en el cuerpo. El sebo es una sustancia cerosa que actúa como una barrera de humedad natural en la piel. Pero, la sobreproducción de sebo puede conducir a una piel grasa. Cariño, es un humectante natural. La miel absorbe la humedad de la atmósfera y la fija en la superficie de la piel, manteniendo la piel humectada y bien hidratada. La miel, a su vez, previene la producción excesiva de sebo y controla la grasa de la piel..

3. Miel para piel seca:

La piel seca siempre carece de humedad y esto hace que la piel se sienta áspera y con picazón. Las enzimas de la miel actúan como humectantes naturales que hidratan la piel de forma natural. Estas propiedades ayudan a reducir la sequedad de la piel. El efecto calmante e hidratante de la miel cruda hace que la piel luzca luminosa, radiante y suave. Aplique 1-2 cucharadas de miel cruda en su cara y masajee con movimientos circulares. Déjelo durante 15-20 minutos y enjuague bien con agua..

4. Miel para una piel radiante:

Se dice que la miel es un humectante natural que ayuda a retener la humedad en la cara. Esta capacidad de retención de humedad ayuda a dar brillo a la piel. Las enzimas de la miel le permitirán fluir suavemente hacia la piel mientras la acondiciona y suaviza desde el interior. La miel, cuando se usa como mascarilla, da los mejores resultados para una piel radiante. Algunos de ellos son

  • Mascarilla de Limón y Miel.
  • Mascarilla de Miel con Plátano.
  • Miel con Agua de Rosas.
  • Miel con Cuajada.
  • Miel con Besan.
  • Leche y miel.

5. Miel para manchas y ojeras:

No ha habido evidencia de que se use miel para aclarar las manchas oscuras. Pero dado que la miel tiene propiedades exfoliantes, usarla en tu cara puede eliminar las células muertas de la piel que hacen que tu piel luzca opaca. Esto puede revelar una piel más brillante..

La miel tiene propiedades antiinflamatorias que funcionan como un blanqueador natural. Reduce la pigmentación. La miel es suave y calmante, que actúa eficazmente en la zona sensible debajo de los ojos. La miel incluye antioxidantes que combaten los radicales libres, creando ojeras y arrugas debajo de los ojos..

6. Miel para Arrugas y Antiedad:

El envejecimiento es inevitable, pero nuestro deseo de mantener una apariencia juvenil nos ha hecho adentrarnos en el mundo de los milagros naturales contra el envejecimiento. Uno de esos productos es la miel, que puede darnos una piel más joven, regordeta y hermosa..

Los radicales libres, que se producen como parte de nuestro proceso metabólico normal, son los principales culpables del envejecimiento de la piel. También pueden ocurrir debido al daño solar o la exposición a la contaminación. Estos radicales libres destruyen el nivel de colágeno en la piel, que proporciona el soporte estructural principal de nuestra piel. Cuando el nivel de colágeno comienza a disminuir, nuestra piel se vuelve flácida y con signos de envejecimiento, como arrugas y líneas. Este daño cutáneo se puede prevenir con la ayuda de antioxidantes..

7. Miel para la rosácea:

La rosácea es una afección de la piel en la que la piel se enrojece, generalmente en la nariz y las mejillas. Es particularmente visible en personas de piel clara y se vuelve más común con la edad. La miel, especialmente la miel cruda, ayuda a tratar la rosácea. La miel ayuda a la piel a retener la humedad, lo que combate la rosácea. en un estudio, Se ha demostrado que un tipo de miel llamada miel de kanuka es muy eficaz contra la rosácea. La aplicación diaria de una pequeña cantidad de miel de kanuka en la parte afectada puede aliviar la rosácea.

8. Miel para el sarpullido:

El eccema o dermatitis es una afección con picazón que causa una erupción cutánea. El estudio dice que la miel de Manuka podría ayudar a tratar esta afección. El alimento natural puede aliviar las erupciones cutáneas cuando se frota sobre la piel, ya que contiene propiedades antibacterianas, antifúngicas y antisépticas. Se descubrió que la miel, en particular la miel de manuka, ayuda al sistema inmunológico y reduce la actividad de algunas bacterias. La miel de Manuka es muy eficaz en el tratamiento del daño cutáneo por dermatitis atópica según los estudios clínicos y celulares..

9. Miel para el acné fúngico:

El acné por hongos es causado por el crecimiento excesivo de levadura (es decir, hongos), mientras que las bacterias y los poros obstruidos desencadenan el acné regular. Una sobrecarga de levadura causa inflamación en los folículos pilosos y produce protuberancias rojas uniformes y con picazón. La miel, debido a su propiedad antiinflamatoria, trata el acné fúngico de manera moderada. Además, la miel tiene potentes propiedades antimicrobianas. Puede aplicar miel cruda en el área afectada y dejarla como mascarilla durante 3 horas cada dos días..

10. Miel para los poros:

Los poros de la piel son como pequeños hoyos en la cara que parecen una cáscara de naranja, que por lo general no son atractivos. Estos poros hacen que una cara parezca opaca y envejecida. Las personas de piel grasa se enfrentan a este problema con mucha frecuencia. Los antioxidantes presentes en la miel ayudarán a que su piel luzca sana y joven. La miel actúa como un astringente natural y cierra esos poros abiertos grandes, especialmente los visibles alrededor del área de la nariz..

11. Miel para blanquear la piel:

No existe una forma instantánea de blanquear la piel. Aunque muchos productos / ingredientes pretenden blanquear la piel al instante, se necesita tiempo para conseguir una piel radiante. La miel es uno de esos excelentes ingredientes que mejora el tono de la piel haciéndola brillante e impecable. Miel, por sus propiedades antibacterianas, cicatrices post-acné que se desvanecen, hiperpigmentación y manchas oscuras. Esto hace que la piel brille. Por lo tanto, la miel para blanquear la piel debe ponerse como miel para la piel clara..

Pensamientos finales:

La miel es una sustancia natural valiosa con varios usos diversos. La miel es un medicamento eficaz, un remedio casero seguro, cosmético y un nutriente que pueden utilizar personas de todas las edades. Cuanto más a menudo incorpore la miel a su rutina de belleza, mayor será la probabilidad de que vea los resultados..